de 08.08.2013 11:04 , Klicks: 2242

¿Entrevista de trabajo fuera de la oficina?

Próxima parada: ¡trabajo de ensueño!

Una nueva orientación laboral es siempre un desafío. Ya sea porque es principiante y desea optar a su primer puesto de trabajo o sea un hombre con experiencia que desea escalar puestos de mando, para conseguirlo es importante pensar en la empresa y adaptar el vestuario a sus ideales y a sus trabajadores.

El lado psicológico es incalculable. La gran pregunta no es si está o no cualificado para el trabajo, eso ya se ha decidido, de otra forma no le hubieran invitado a la entrevista. Se trata de averiguar si usted se adapta al grupo o la forma de trabajo de su futuro jefe o empresa. En resumen: debe parecer que trabaja en la empresa pero sin parecerse a los demás trabajadores.

Se pueden encontrar muchos artículos sobre este tema. Incluso internet es una fuente de sabiduría amplia donde encontrar consejo. Sin embargo se pasa una cosa por alto: no todos los jefes son iguales. Lo que para muchas empresas es casi obligatorio, para otras sería un criterio de exclusión.

Lo más fácil es trabajar para una compañía conservadora, pues en ese caso sólo hay que seguir el código de vestimenta estricto. Traje gris oscuro de dos piezas, corbata conservadora a rayas en azul oscuro o burdeos y con esto no puede salir nada mal. Si el ámbito no es muy conservador, puede aparecer en la corbata y camisa algo más de color. Permanezca en todo caso con el traje y corbata.

Aunque si quiere optar por el puesto de mecánico de coche, quizás un traje oscuro puede ser un poco exagerado. En este caso puede llevar unos pantalones oscuros y una camisa (¡planchada!) de color claro.

Aunque el verdadero desafío comienza cuando acaba la entrevista de trabajo. A veces una entrevista en la oficina no basta para saber si un candidato es apto para el puesto. Muchas veces se le invita a una segunda entrevista para „conocer la empresa“ o „aclarar un par de detalles“. Estas situaciones son igual de importantes que la entrevista en la oficina y pertenecen aún al proceso de selección. Si un candidato a ingeniero tiene que ir a una obra o fábrica, quizás el traje oscuro no sea la mejor opción. Quizás usted no quiera llevar su mejor traje a una fábrica y arruinarlo con alguna mancha.

Aún así debe permanecer en el lado seguro aunque después no vuelva a ponerse el traje para ir al trabajo y vaya con vaqueros y deportivas.

Una prenda imprescindible para las entrevistas in situ es una buena chaqueta americana. Con esto irá profesional y a la vez práctico. Debajo puede llevar, según la empresa, una camisa con cuello inglés, una camisa de trabajo con corbata o un polo. Para los pantalones el mejor modelo son unos chinos en negro o caqui.

Una situación difícil es cuando se le invita a una entrevista en el restaurante. No debe olvidar que su atuendo debe ser igual de perfecto que en la oficina (al igual que su comportamiento). No se deje engañar por la atmósfera agradable. Estas entrevistas también forman parte del proceso de selección. Con un traje gris irá perfecto. En lo que respecta la corbata, en estas situaciones tiene mucha más libertad de elección. Evite los colores llamativos y céntrese en estampados discretos allover como paisley o cuadros modernos. Demuestre su individualidad.

Paisley mania: ¡nuevos diseños paisley!

Tirantes y cinturón

Cuando el estilo se convierte en chulería

Corbata y política

Corbatas con motivo

La corbata para comer

Zapatos para cualquier ocasión



Deporte y corbata


Productos sugeridos de nuestra tienda