de 06.08.2013 09:53 , Klicks: 1869

No sólo moderno, sino cuidado

Si por la calle preguntamos a mujeres sobre qué esperan de un hombre, la respuesta es rápida: debe estar cuidado. ¿Pero qué hace que un hombre parezca cuidado? ¿Significa acaso que se haga la manicura? ¿Se trata de los gemelos de la camisa brillantes? ¿El tipo de gel? ¿O quizás la elección de la ropa?

Mientras que algunos dirían que todo esto reside en el atractivo, para otros la respuesta es bien sencilla. Un hombre cuidado cuida de si mismo. Nada más y nada menos (y esto ya conlleva lo suyo).

Una presencia cuidada tiene poco que ver con la ropa que lleva. Tiene mucho más que ver en cómo la lleva y la combina. No es la primera vez que vemos cómo grandes diseñadores se han arruinado por una mala combinación. Además la personalidad de cada uno se refleja en los pequeños detalles. Este tipo de detalles son los que le hacen parecer un hombre elegante o uno que ha pasado la noche debajo de un puente.

Ya en el baño por la mañana caen chorretes por el cuerpo. ¿Manchas en el cuello? ¿Señales de sangre en la camisa? ¿Pasta de dientes en la oreja? (Esto último parece absurdo pero al que escribe estas líneas le ha pasado). Además su desodorante le ha marcado la camisa y su corbata tiene de repente unas manchas raras.

Por suerte todo esto se puede corregir. No se trata de la limpieza corporal (para un caballero se da por hecho que irá siempre bien aseado). Hay un par de trucos para evitar ciertos riesgos. Uno de ellos es la recomendación de ponerse la camisa después del afeitado y lavado de dientes. De esta forma se evita las manchas de pasta de dientes o de espuma de afeitar en el cuello de la camisa. Los puntos rojos en la camisa fruto de la sangre del afeitado no hace falta que aparezcan. Aféitese, peínese y lávese los dientes por este orden. Hasta que esté listo seguro que algunos cortes ya se han secado. Póngase desodorante con antelación para que se seque y no manche la camisa después. Además el perfume no se echa cuando estamos vestidos sino cuando no llevamos la camisa. Esto será mucho mejor para nosotros y al tejido de la camisa no le saldrán marcas. El perfume con alcohol y la corbata de seda no forman un buen equipo.

Unos zapatos limpios son una parte muy importante del hombre cuidado. Eso sí: si limpia sus zapatos justo antes de una reunión, el doble del pantalón de color claro no quedará muy bien con las manchas de betún para zapatos. Que la limpieza de los zapatos se haga sin el traje puesto queda ahora explicado.

Para la ropa tenga en cuenta varios detalles. ¿Ha ensayado un nudo de corbata que más o menos queda bien con todo y es fácil? Perfecto, pero tenga en cuenta que las corbatas lisas con brillo tienden ha arrugarse de otra forma y deve evitar esas arrugas.

¿Su traje oscuro tiene una buena caida? Así debería ser. ¿Huele a antipolillas? Lástima, hubiese sido perfecto. Airee las prendas que no se ponga muy a menudo antes de usarlas.

Si sigue estos consejos y además va frecuentemente al barbero, se da una ducha diaria y lleva ropa limpia, nada le puede salir mal para ser un hombre cuidado. No es suficiente con que la ropa esté limpia, usted debe serlo también.

Puede leer más blogs de fashion masculina.


Productos sugeridos de nuestra tienda