de 09.04.2013 11:29 , Klicks: 2198

La bufanda

Un accesorio y una joya para calentarse

El termómetro marca por la mañana sólo una cifra de temperatura, el viento se vuelve más frío y el tiempo es cada vez más hostil. Con esto uno se despide del verano hasta el año que viene y saca una prenda del armario guardada durante los meses de calor: la bufanda. Anteriormente pensada para proteger del frío, desde hace tiempo se ha convertido en una prenda obligatoria.

La historia de la bufanda empieza en el siglo XVI en la región de Cachemira. El terreno es austero y el viento sopla con fuerza en las praderas. Los pastores de la región se tejieron pañuelos rectangulares de lana de las cabras de Cachemira para protegerse del frío. ¿Cachemira puro para ir al trabajo? Hoy en día un verdadero lujo.

Naturalmente existen varios tipos de bufandas y no todas se adaptan a su traje de negocios o a su armario de noche. Algunos modelos están reservados a la moda para el tiempo libre y algunos deben saber combinarse.

Tomemos por ejemplo la clásica bufanda de seda. Particularmente para el verano, este tipo de chal rectangular es perfecto. Los colores son dicretos y el estampado se adapta a la ocasión. El viento del barco o el rocío en el porche de la casa de montaña puede dañar su garganta y un resfriado en verano es una de las peores experiencias.

Eso demuestra una cosa: para un atuendo de tiempo libre esta prenda es la apropiada. Algunos expertos en moda llevan la bufanda tipo corbata pañuelo debajo o por encima del cuello de la camisa, incluso en un jersey de cuello de pico en forma de V. Aquí la bufanda no queda mal pero llama más la atención.

Puede llevar la bufanda haciendo una especie de lazo grande y suelto. Para ello sólo tiene que poner la bufanda alrededor del cuello y entrecruzarlo. Hay que saber llevarlo de una manera masculina ya que las mujeres han descubierto infinidad de posibilidades aunque hay nudos unisex. Evidentemente no es necesario llevar siempre la bufanda de manera formal: para un evento informal puede quedar bien una bufanda de lana gruesa, también para eventos al aire libre una bufanda puede hacer de impermeable para proteger la garganta.

Las bufandas de punto clásicas vienen de la moda para el tiempo libre aunque hoy en día no son un tabú para un traje o abrigo. Este tipo de bufandas se han ido confeccionando cada vez más gruesas de forma que hora se ponen por encima del abrigo. A menudo son de colores y estampadas.

Algo más discreto es una bufanda de lana trabajada de manera más fina. En este caso las puntas de la bufanda se esconden en el abrigo o la chaqueta. Por este motivo este tipo de bufandas se pueden llevar en atuendos de negocios. La forma es también rectangular y los materiales tradicionales son la cachemira, lana merina y la viscosa, aunque la tela sintética es también agradable al tacto y parece cachemir.

Hablaremos en otro artículo de cómo se puede anudar esta prenda. Lo más importante es que la bufanda no quede demasiado apretada ya que no querrá aplastar la corbata. Para llevar una bufanda lo mejor es escoger una corbata estrecha con un nudo simple, así quedará perfecta para su cuello.

Lea más blogs sobre moda masculina interesantes:

Dressing Down

El esmoquin

Corbatas con motivo

La corbata para comer

Los más sanos llevan corbata todos los días



Deporte y corbata

El fular

Pañuelos de bolsillo

Preppy Style


Productos sugeridos de nuestra tienda