de 15.11.2012 14:10 , Klicks: 6248

Corbata pañuelo

La corbata pañuelo ha vuelto y, aunque parezca nuevo, los hombres llevan desde hace siglos pañuelos al cuello, foulards y accesorios como joyas. Las corbatas tal y como las conocemos aparecieron hace unos 100 años. La corbata pañuelo se ha establecido también de forma elegante como opción diferente a la corbata. Hoy en día está muy demandado. La corbata pañuelo se puede adquirir de muchas maneras: como una corbata pañuelo de lazo simple, como corbata pañuelo de lazo completo o como extravagante plastrón. Los hombres a los que les gusta llevar pañuelos al cuello pueden escoger entre dos variantes: la corbata pañuelo casual pero elegante y el plastrón para ocasiones festivas.

 


Corbata pañuelo



Cuando se quiere ir elegante pero a la vez de diario, la corbata pañuelo es la elección perfecta. La diferencia entre una corbata pañuelo y un chal de seda es la forma, el tamaño y el volumen. En la corbata pañuelo tradicional la parte final es más ancha que en un pañuelo de cuello. La corbata pañuelo se ata como cualquier otro pañuelo al cuello. Las dos partes finales se cruzarán, la parte de arriba se llevará atrás sobre el lazo y se quedará colgando. Lo más clásico es cuando se utiliza un alfiler para fijas más la corbata pañuelo.


Para que la corbata pañuelo sea más fácil de anudar y no tenga demasiado volumen, se inventó una variante de corbata pañuelo que tiene un pequeño lazo. Con este pequeño lazo el largo de la corbata pañuelo se puede ajustar y se puede quedar más corto o más largo antes de introducirse en la camisa.


Existe otra variante de la corbata pañuelo. Esta se compone de un chal sin relleno, con unas medidas de 140 a 150 cm de largo y aproximadamente 14 a 17 cm de ancho. También este tipo de corbata pañuelo es fácil de anudar, no queda muy pomposo y se puede utilizar para cualquier ocasión.


Comúnmente se combina la corbata pañuelo con una camisa de cuello abierto. Esta cormbinación con traje, blazer o chaqueta más deportiva da un aspecto cuidado, pero no muy formal y es óptimo para una noche en el restaurante u ocasiones de negocio informales. La corbata pañuelo queda también bien con un cardigan.


Si el caballero lleva un esmoquin, la corbata pañuelo con lazo puede ser un accesorio llamativo. Un ejemplo de esto sería una corbata pañuelo de seda negra con pequeños lunares en blanco. También pueden aparecer corbatas pañuelo de color violeta o rojo intenso con brillo sedoso. En estos casos los caballeros necesitan un ápice de valentía.


Si la corbata pañuelo se lleva con una camisa, las puntas de la corbata pañuelo se han de introducir dentro de la camisa con la parte del cuello abierto. Además se puede combinar la corbata pañuelo con un polo o con un jersey de cuello redondo. Los hombres que no lo deseen, pueden llevar directamente sólo el polo o la camisa. Aunque se recomienda llevar esta prenda con cuellos abiertos como jerseys de cuello redondo o en pico. También se puede combinar una corbata pañuelo con una camiseta o con un blusón. La corbata pañuelo aporta elegancia al caballero, siempre que no se trate de una ocasión demasiado festiva.

 



El plastrón



El plastrón se conoce también con los siguientes nombres: ascot, corbata ascot o day cravat. Los términos de ascot y corbata ascot van de la mano ya que su origen tiene lugar en las carreras de caballos británicas donde los caballeros llevaban el plastrón junto con el cutaway. Actualmente en estas carreras se lleva la corbata moderna. En las bodas de la alta sociedad continúa el plastrón en el vestuario del novio. A juego queda bien una camisa con cuello de punta de color blanco o crema. De acuerdo con la importancia del acto, los colores del plastrón serán discretos, como ejemplo el crema, gris plateado y dorado. Como material se elegirá un satén con brillo o seda de un color con un estampado bordado muy discreto.


La diferencia de la corbata, el plastrón y la corbata pañuelo está en el detalle. En el plastrón, por ejemplo, no hay relleno,cosa que en la corbata no debe faltar para asegurar el volumen y la estabilidad. Para que en el plastrón no se vean costuras, normalmente se cose al revés y por la parte izquierda. El plastrón actual lleva en la mayoría de sus modelos un nudo ya preparado para facilitar el uso a los hombres. De esta forma el plastrón sólo se tiene que anudar siguiendo el lazo. Para los hombre tradicionales que quieran anudar el plastrón por sí sólos no tienen problema ya que aún hay plastrones sin anudar. El plastrón se ajustará al cuello y se fijará con un alfiler. Es tan fácil como hacer el nudo de corbata.


Productos sugeridos de nuestra tienda