Condiciones generales de contratación

Instrucciones para la revocación y devolución

Puede usted realizar cualquier devolución en un plazo de dos semanas, ya sea de forma escrita (carta, email) devolviendo el producto. El derecho a devolución no es aplicable a los productos modificados o manufacturados conforme a los deseos individuales del cliente. El plazo de devolución empezará a partir del recibo de un informe documento escrito (normalmente por correo electrónico en la confirmación del pedido) o a más tardar al recibir el producto. Para cumplir con las condiciones de devolución es suficiente con mandar el producto el informe dentro del plazo indicado.

Devoluciones, han de dirirse a:

Corbata.es
Dr. Ferdinand Pohl
Georgstraße 54
30159 Hannover
Alemania

En caso de revocación han de ser devueltas las prestaciones recibidas y restituidos los beneficios obtenidos (p.e. intereses) de ambas partes. Si no es capaz de devolver la prestación de forma completa deberá recompensar cualquier deterioro en el valor. Lo anteriormente mencionado no se aplica cuando el deterioro se deba únicamente a una inspección regular del producto, como sucedería por ejemplo en una tienda. Además puede evitar la necesidad de devolución tratando el producto como si no fuera el propietario y absteniéndose de cualquier tratamiento que pudiera causar un deterioro.

Los artículos que se puedan devolver en un paquete se mandarán por correo ordinario.

Por último Legislación aplicable. Sumisión a fueros.

Con respecto a los demás puntos estaremos atentos para buscar un balance de intereses de acuerdo con las reglas del Bürgerliche Gesetzbuch Código civil alemán (BGB). Como cliente no va a desear nada mejor. El sitio de jurisdicción será Hannover.

Las compraventas realizadas en www.corbata.es se someten a la legislación alemana. En el supuesto de que surja cualquier conflicto o discrepancia en la interpretación o aplicación de las presentes condiciones contractuales, los Juzgados y Tribunales que, en su caso, conocerán del asunto, serán los que disponga la normativa legal aplicable en materia de jurisdicción competente, en la que se atiende, tratándose de consumidores finales, al lugar del cumplimiento de la obligación o al del domicilio de la parte compradora. Hanóver es la ciudad de jurisdicción.